China tóxica

Fui, vi y conté de Paula Montilla Lores, 1º C ESO

La contaminación en China llega a niveles extremos.
El nivel de contaminación superó en muchos lugares los 400 microgramos por metro cúbico, lo que multiplica por 16 el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Incluso hay partes del norte del país que sufren polución severa, por lo que el gobierno extendió la zona de peligro por smog ( niebla tóxica) a unos 400 millones de ciudadanos.
Preocupado por la situación, el régimen elevó la alerta por contaminación al nivel naranja, el segundo más alto en una escala de cuatro, para todo el norte y el centro del país.
La capital china, Pekín, donde la alerta naranja está vigente: el aire estaba lleno de humo y la visibilidad era de apenas unos cientos de metros.
Las autoridades sanitarias recomiendan en muchas ocasiones que los mayores y los niños no salgan de sus casas, incluso que no se haga deporte y que los 20 millones de habitantes de la ciudad se protejan con mascarillas especiales si tienen que salir a la calle.
Muchas veces están en alerta roja, la más alta, que impide la circulación de automóviles y se ordena el cierre de fábricas.
Los médicos advierten de las consecuencias del smog (niebla tóxica) para la salud, puede debilitar el sistema inmunológico y facilitar problemas respiratorios, cardíacos o circulatorios. El smog afectó sobre todo a pacientes con asma y enfermedades de corazón o de los bronquios.
La segunda mayor economía del mundo es también la mayor consumidora del mundo de energía, dos terceras partes de la cual proceden del carbón. En muchas de las industrias faltan instalaciones de filtrado modernas.
En su lucha por la calidad del aire, China se centrará en el cierre de industrias contaminantes y en la construcción de instalaciones de desulfuración. Además, pasará a controlar el ozono.
En los años anteriores, China sufrió numerosas manifestaciones y protestas causadas por los escándalos medioambientales. La movilización estaba justificada, ya que más de la mitad de las ciudades están afectadas por la lluvia ácida y una sexta parte de sus principales ríos no son aptos ni para el cultivo.
China se ha propuesto reducir en un 17% para 2015, para reducir la contaminación del aire está fomentando las energías renovables, y en especial, la eólica y la solar.
En las fotos de abajo, cuando fui con mi familia a China, podemos ver una imagen de Pekín totalmente cubierta por una capa gris de contaminación. El fondo de la “muralla China” está totalmente blanquecino, también es contaminación, y eso que es un enorme paisaje verde

china ch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s